Contrólate y verás!

TE PREGUNTAS….

¿Has visto alguna vez tus manos así? ¿Pierdes la sensibilidad con el frío? ¿Te cuesta manipular objetos? ¿Las puntas de tus dedos estás descoloridas, rojas o moradas? ¿Es algo normal? ¿También te pasa si te estresas? ¿Notas hormigueo? ¿Se te duermen las extremidades? ¿Cosquillitas y luego se va? 

No te preocupes 🙂

 

Fenómeno de Raynaud! Mente fría para superarlo, mantener el calor del cuerpo, y no dejes que las emociones te superen!!!!! Evita el estrés que nunca es bueno! Cualquier condición te puede alterar…somos un templo que cuidar 🙂

Pues ahora te vamos a contar algo que igual no sabías….

El frío, por sí mismo, puede crear que la circulación en las extremidades se nos ralentice, no sintamos mucho al manejar objetos o sujetarnos a cosas, incluso que al lavarnos las manos con agua templada ni las notemos o nos duelan, de hecho una de las razones para no ducharte con agua muy caliente tras un buceo es evitar que te quemes! (además de poder tener efectos vasodilatadores que pueden acentuar una posible enfermedad descompresiva…pero eso es otro tema que no trataremos hoy!)

Es normal…pero hay algunas personas, entre el 5 y el 15% de la población que sufre de un trastorno o fenómeno que afecta un poco más allá…Se llama fenómeno de Raynaud…y constituye una «disminución de la circulación sanguínea en los dedos de las manos y de los pies», pudiendo producir dolor y/o cambios en la coloración de los mismos.

Puede afectar también a labios, orejas y nariz, notando un hormigueo que normalmente desaparece a los pocos minutos…Los factores que desencadenan este fenómeno son la variación térmica (lo más habitual es el frío) pero también el estrés y las emociones…Uy! Seguro que ahora ya lo estás visualizando….jejeje

Hay varios niveles o fases, según nos explican los expertos:

  • Fase 1 (blanco)- Cambio de color de la piel, pérdida de riego, blanqueado de las extremidades, hormigueo
  • Fase 2 o cianótica (azulado)- Dolor, normalmente si están fríos y entumecimiento
  • Fase 3 o de hiperhemia (rojizo)- Hinchazón, al volver el riego de manera súbita, una vez pasado «el ataque» y probable enrojecimiento

Es más común en mujeres que en hombres, y suele desarrollarse en las décadas de los 20 y 30 años, sin necesidad de evolucionar a algo más grave convirtiéndose en Raynaud secundario con una enfermedad asociada (reumatismos, autoinmunidad, lupus…)

Si crees que podrías estar afectad@s por este fenómeno lo suyo sería que visitaras a un@ expert@, para que lo verifique y haga un diagnóstico correcto, ofreciendo el tratamiento adecuado. 

 

Consejos para aliviar o evitar este fenómeno:

  • Evita las inmersiones en aguas frías, o cúbrete bien para que el frío no te afecte más de lo necesario. Utiliza equipo adecuado como semisecos, trajes secos o unas buenas capas térmicas. 
  • Lleva ropa de abrigo para cuando vayas en barco, salgas del agua o puedas estar más expuest@
  • Puedes llevar alguna bebida cálida como un caldo o chocolate, evitando cafés o infusiones vasoconstrictoras
  • Evita fumar o tomar medicamentos con efectos vasopresores de cualquier tipo
  • Si tienes un «ataque», ten paciencia y calma, no te golpees ni metas las manos en agua caliente…ya que puedes hacerte daño sin darte cuenta! Pasará 🙂
  • Si te has cortado o lesionado en la zona afectada, limpia la herida bien para evitar infecciones 
  • Hay técnicas de autosugestión que funcionan, imaginando que esa zona se está irrigando, está llena de vasos activos…

Bucear en invierno es genial, el agua suele estar menos turbia, las algas se han reducido de tamaño y te permiten ver lo que hay debajo de ella en los meses primaverales o estivales, pero….

CUÍDATE y abrígate!

 

Abrir chat